Eva y Jose: dos rayos de sol que se funden en uno

Benicàssim es solazo, playa, FIB, cenitas bajo las estrellas y muchos baños en el mar. Pero también ha demostrado ser lugar de bonitas bodas al aire libre en pleno mes de octubre, desafiando a la incertidumbre metereológica del Mediterráneo en esa época del año. Y es que el amor de nuestra pareja, Eva y Jose, es capaz de borrar cualquier nube y de llenar de destellos la espuma del mar como en el día más soleado de agosto.

Los novios, ella de Barbastro y él descendiente de Pastrana, viven en Madrid, donde se conocieron hace 17 años. El día elegido para la boda no ha sido casualidad: el 19 de octubre fue precisamente cuando se conocieron! Pese a la distancia, se han venido para nuestro precioso Mediterráneo para sellar su historia, confiando la ceremonia a 1mas1 Comunicación. ¡Hemos estado encantadas de oficiar su enlace!! En este altar tan chulo instalado en plena arena. ¿El lugar? Un precioso rincón de Voramar, uno de los hoteles más emblemáticos de la costa castellonense y todo un símbolo de Benicàssim. 

No sabemos cómo lo hacemos, pero tenemos unas parejas que parecen ser un regalo caído del cielo. Es el caso de Eva y Jose, que a su guapura, buen rollo y simpatía se les une su gran habilidad para diseñar la deco de la boda en toques marítimos que salpicaban cada rincón. ¡Quedó chulísimo!

La boda fue genial, con su preciosa y sólida historia de amor como hilo conductor de nuestro discurso. Junto a 1mas1 Comunicación, participaron también amigos y familiares con sus lecturas, dejando cada uno un pedacito de sí para hacer bien grande un día tan esperado. No entraremos en los detalles ni anécdotas de la ceremonia que organizamos, eso se queda bien guardadito para sus protagonistas… Pero sí que que lanzaremos un brindis por ellos. Porque tras conocer la historia de Eva y Jose y de ver que sus casi 20 años de amor se han pasado volando solo podemos decir: ¡¡que siga la fiesta!!